El Arte de Volar

Después de leer el magnífico “Yo, Asesino” de Antonio Altarriba tenía ganas de leer algo más suyo, así que cuando se presentó la oportunidad de ponerme con su anterior obra, El Arte de Volar, no dudé en hincarle el diente.

 

Antonio Altarriba se pone, literalmente, en la piel de su padre para escribir su biografía como si él mismo fuera su propio padre, que de hecho, como nos cuenta en las primeras páginas en un extraño recurso que deja un poco roto, lo es.

La narración empieza con Antonio (padre) suicidándose al saltar desde la cuarta planta de la residencia de ancianos y a medida que va cayendo recuerda su vida (el cómic está dividido en diferentes capítulos, cada capítulo una planta, terminando en el suelo) haciendo una clara referencia a que antes de morir nos pasa la vida por delante de los ojos.

La vida de Antonio no fue nada fácil, nacer en un pueblo  de la España profunda a principios de siglo, pasar la guerra civil a filas del bando perdedor, refugiado en Francia, la postguerra… Desgracia tras desgracia, pero pese a eso también da la sensación de que tuvo suerte, ya que sobrevivió a momentos realmente difíciles e incluso salió bien parado de otras “aventuras” (nospoilers). Tuvo una vida fuera de lo común, como mínimo visto desde la época en que vivimos ahora.

El cómic me ha transmitido la sensación de que Antonio nunca llegó a ser feliz (excepto un breve periodo de su vida como refugiado en la campiña francesa) y en general me ha parecido bastante desesperanzador, una vida en la que nada le acaba de salir bien, con la que nunca está contento (pero nunca acaba de dar un paso más allá para solucionarlo) y en la que además tiene que renunciar a sus ideales para tirar adelante, de hecho se podría opinar que vive en una depresión crónica desde un suceso bastante traumático que le ocurre en su adolescencia.

Las cuatro primeras páginas de la novela me han parecido una MARAVILLA, mi parte favorita sin duda, esa última viñeta del prólogo… estamos frente a un maestro de la narrativa. La parte en la residencia (especialmente cuando le diagnostican la depresión y nos cuenta como él la ve) y la parte en que es un refugiado en la campiña francesa (en general toda la parte de refugiado de guerra) fueron las otras dos partes que más me gustaron.
En cambio, toda la guerra civil (una parte bastante larga) se me hizo bastante pesada al ser un tema bastante “trillado” aunque me aportase información que no conocía sobre los anarquistas, la CNT y lo que sucedía en Barcelona mientras otros estaban en el frente (vaya tela); quizá haya influido que venía de leer un tocho considerable como Notas al Pie de Gaza de Joe Sacco y más guerra se me hizo duro.

Ponent Mon dispone de dos ediciones de esta novela gráfica, una en tapa dura y tamaño grande y otra rústica más pequeña; yo he tenido la oportunidad de leerlo en la edición más pequeña y ha sido un error, el dibujo de Kim (muy denso) y los diálogos interminables hacían que se viera todo muy “apretujado”, pude ojear la edición más grande en la biblioteca y se ve mucho mejor. Quizá es por eso que no he conseguido que me entre por la vista y el dibujo no me haya convencido en toda la obra.

En general me ha parecido un buen cómic, seguramente me esperaba más ya que venía hypeado por “Yo, Asesino”, y que el dibujo no me haya convencido tampoco ha ayudado. De todas formas creo que vale mucho la pena leer, Altarriba (hijo) es un genio de la narrativa y lo deja todo muy redondo, muy bien hilvanado y da gusto leer sus guiones. Ya espero con ganas su siguiente obra (que me enteré ayer que será una biografía de su madre… a ver como sale, que en el arte de volar no sale muy bien parada XD).

Antonio (hijo, que lío con eso de que se llamen igual) se basó en, a parte de lo que su padre le explicara, un diario que le hicieron escribir como tratamiento para la depresión, por lo que quizá es también por esto por lo que el tono es más “gris”. Resulta curioso que su hijo apenas salga en 4 páginas pese a ser él mismo quien está narrando su historia (no por eso es poco importante, aunque salga poco nos deja bastante claro que fue un oasis en medio del desierto que le salvó del suicidio antes).

En definitiva os lo recomiendo, aunque para mi no llegue al nivel de su última obra, esta también os asegura unas cuantas horas de una buena lectura, interesante y que seguro que os hace reflexionar.

PD: en su página web está colgado tanto el guión de El Arte de Volar como una guía didáctica para profundizar más en su lectura (¡que todavía tengo pendiente leer!)

Anuncios

2 Respuestas a “El Arte de Volar

  1. Veig que a la meva biblioteca hi és però algú el té reservat… De totes maneres no el pensava llegir XD

    • Anima’t a llegir més còmics home, que n’hi ha per tots els gustos

      De fet, “yo, asesino”, que en parlo a l’entrada, estic segur que t’encantaria!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s